Mecanismos Generadores de Tsunamis

Mecanismos Generadores de Tsunamis

Dentro de los principales mecanismos generadores de Tsunamis se considera a los producidos por sismos, los mismos que representan el 96% de los Tsunamis registrados, las erupciones volcánicas son responsables del 3%; los generados por deslizamientos submarinos o costeros el 0,8%, y finalmente, los generados por el impacto de meteoritos, que son bastante raros.

Los Tsunamis son fenómenos naturales que representan una amenaza grave, incluso a regiones muy alejadas de la fuente sísmica. De hecho, los Tsunamis pueden propagarse por miles de kilómetros sin disipación de energía significativa. Sin embargo es importante estudiar cada una de las fuentes de generación de Tsunamis, las cuales se describen a continuación:

1. Descripción de los Mecanismos Generadores de Tsunamis

1.1. Eventos sísmicos

Los sismos con magnitudes mayores a 7.0Mw, es el de mayor ocurrencia de los mecanismos de generación de Tsunamis, siempre y cuando ocurran en el fondo marino o muy cerca de él a profundidades focales menores a 60 km. Estos eventos se producen en regiones de convergencia de placas tectónicas que ocasionan el levantamiento y hundimiento de la corteza continental, tal como se muestra en la Figura 1

En el proceso la masa de agua es impulsada violentamente hacia arriba y al tratar de recuperar su equilibrio, genera inmensas olas que al llegar a las costas son fuertemente destructivas.

Los sismos con magnitudes mayores a 7.0Mw, son la fuente principal de generación de Tsunamis.
Fig. 1. Tsunamis causados por eventos sísmicos.

Los parámetros de la fuente del sismo que determinan la generación y las características del Tsunami son: el momento sísmico, el mecanismo focal y profundidad focal. En la Tabla 1, se muestra las relaciones empíricas entre las magnitudes del sismo y las características del Tsunami, llegándose a observar que para Tsunamis regionales, la magnitud debe ser mayor a 7.5Mw. 

Para un Tsunami local, el sismo puede tener una magnitud de 6.5Mw. Es decir, las características del Tsunami en el campo lejano o cercano dependerán de la magnitud del sismo y del tiempo de viaje de las olas del Tsunami.

Tabla 1. Magnitud del terremoto y características del Tsunami.
Tipo Magnitud Destrucción
a M>7.8 Tsunami destructivo en todo el océano.
b 7.5<M<7.8 Tsunami regional destructivo. Limitado a un radio de 1.000 km del epicentro.
c 7.0<M<7.5 Tsunami local destructivo. Limitado a un radio de 100 km del epicentro.
d M<7.0 Muy baja probabilidad de generación de Tsunami local destructivo.

1.2. Explosión volcánica

Las erupciones volcánicas violentas, es uno de los mecanismos generadores de Tsunamis que también pueden generar perturbaciones importantes capaces de desplazar grandes volúmenes de agua, y causar mucha destrucción, principalmente en zonas próximas al volcán. En este caso, las olas son generadas por el desplazamiento repentino del agua a causa de la explosión volcánica, hundimiento de la pared del volcán o debido a la explosión y posterior derrumbe de la cámara de magma del volcán. 

En la Figura 2 se observa un Tsunami que se produce a causa de la erupción de un volcán submarino; la potencia con el que expulsa los materiales piroclásticos y otros, impacta con el agua haciendo que formen olas que viajan hacia la costa. También se pueden producir Tsunamis por la erupción lateral de un volcán, que provoca el desprendimiento de uno de sus lados, lo que permite que el material se deposite de forma inesperada y rápida al pie del volcán submarino, generando olas.

Las erupciones volcánicas violentas, también pueden generar perturbaciones importantes capaces de desplazar grandes volúmenes de agua, y de producir Tsunamis extremadamente destructivos.
Fig. 2. Tsunamis causado por explosión volcánica.

Las erupciones volcánicas submarinas tienen el potencial de producir olas de Tsunami verdaderamente poderosas. La gran erupción del volcán Krakatoa de 1883, ubicado cerca de la costa de Java y Sumatra, generó olas gigantescas que alcanzaron alturas de 40 metros sobre el nivel del mar, matando a miles de personas y destruyendo numerosas localidades en las costas de Sumatra, Java e islas pequeñas alrededor de ellas.

1.3. Deslizamientos

El deslizamiento de tierras submarinas a lo largo del talud continental es otro de los mecanismos  generadores de Tsunamis. Estos casos suelen producirse cuando se altera el equilibrio inestable de los fondos marinos a consecuencia de movimientos sísmicos. En la Figura 3 se muestra la generación del Tsunami por deslizamientos en el mar. 

Por ejemplo, el Tsunami del 17 de julio de 1998 que ocurrió en la costa norte de Papúa Nueva Guinea fue generado por el desplazamiento de sedimentos que mató a cientos de personas. Sin embargo, la energía del Tsunami generada por un desplazamiento de tierras se disipa rápidamente durante el viaje a través del océano.

El deslizamiento de tierras submarinas a lo largo del talud continental es otra fuente generadora de Tsunamis.
Fig. 3. Tsunami causado por deslizamientos submarinos.

1.4. Impacto por meteoritos

El impacto de un gran meteorito directamente en el océano es uno de los mecanismos generadores de Tsunamis, sin embargo este fenómeno es muy poco común. Las pocas veces que ha ocurrido en nuestro planeta han tenido consecuencias catastróficas. 

De acuerdo con investigaciones internacionales publicadas en Science, de acuerdo a evidencias geológicas razonables recabadas durante varios años, pudieron demostrar que el impacto de un meteorito de grandes dimensiones pudo haber sido el responsable de la extinción masiva que condujo a la desaparición de los dinosaurios. 

El impacto tuvo lugar en el final de la era cretácica (hace 65.5 millones de años) en el Chicxulub, en la península de Yucatán, México, ocasionando la extinción del 75% de las especies terrestres y el 50% de las marinas. En la Figura 4, se puede observar un esquemático de de Tsunami generado por el impacto de un meteorito.

El impacto de un gran meteorito directamente en el océano también pueden generar un Tsunami, sin embargo este fenómeno es muy poco común.
Fig. 4. Tsunami generado por el impacto de un meteorito.


El violento impacto del cuerpo rocoso, de entre 10 y 14 kilómetros de diámetro, provocó el desplome en la plataforma continental, la cual se cree que pudo producir sismos de magnitud inimaginables y a su vez olas gigantes, que pudieron arrasar con todo lo que encontró a su paso. Las especies de mayor dimensión (dinosaurios) fueron las más afectadas en el desastre.

Fuente:
  • Sulla, W. (2016). Metodología para la identificación de sismos generadores de Tsunami a distancias regionales usando la transformada de Wavelet. Universidad Nacional San Agustín de Arequipa.
  • Martín, A. (2018). Asteroides y volcanes: cuando los Tsunamis no los genera un terremoto. Hipertextual.com

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente